Menú Portada
Globalia está estudiando interponer acciones judiciales contra la cadena francesa

Alcampo de nuevo en el ojo del huracán: cierra unilateralmente las 54 agencias de viaje que tenía con Halcón Viajes y deja sin empleo a 134 trabajadores

Enero 7, 2014
pq_938_halcon-alcampo.JPG

El sector comercial acaba de cerrar otro año complicado, no tan duro como el 2012, pero los ajustes continúan en un mercado cada vez más competitivo. Ante esta realidad las respuestas están siendo variadas, muchas ajustan precios, para ofrecer mejores oportunidades a un consumidor con un presupuesto más limitado, pero otras extienden sus prácticas mucho más allá. Este es el caso de Alcampo, la filial de la multinacional francesa Auchan vuelve a cerrar una Navidad para no olvidar. De nuevo, como pueden ver en la captura adjunta ha decidido hacer la guerra por su cuenta y abrir en la Comunidad de Madrid en un día tan especial como el de la festividad de los Reyes Magos. Todo ello cuando hace apenas una semana salía a la luz en distintos medios y en redes sociales como un colectivo del Barrio de Moratalaz en Madrid eran denunciados por la cadena Alcampo por “vender juguetes robados” y solicitaban a la policía su desalojo cuando lo único que hacían era hacer una colecta de juguetes solidarios.

Pero la decisión que más ha levantado polvareda ha sido sin duda la tomada el pasado 2 de enero, en la que tal y como ha informado Globalia, después de 12 años de colaboración, la cadena Alcampo ha puesto fin de forma unilateral al contrato que mantenía con el Grupo Globalia para la explotación de 54 agencias de viaje que se encontraban dentro de sus establecimientos y venían operando bajo la marca Halcón / Alcampo. La decisión, en ningún momento acordada con Globalia, ha supuesto el cierre de las oficinas, cuando agentes de seguridad de la cadena francesa impidieron a los empleados acceder a ellas.

Sin voluntad de negociación

Desde el pasado mes de junio, según afirma el Grupo Globalia,  ha venido haciendo reiterados llamamientos a la negociación, sin obtener respuesta. “Chocamos contra un muro infranqueable Estoy convencido de que Alcampo tenía tomada la decisión de disolver la sociedad y, simplemente, se limitó a esperar a que concluyera el contrato, ya que nos notificaron por escrito que querían desarrollar el negocio por su cuenta o con otro socio. Globalia ha hecho todo lo posible para evitar que los 134 trabajadores se quedaran sin empleo” ha asegurado Jesús Juárez, director general de Viajes Halcón.

Por el momento, Globalia ha decidido mantener el sueldo de estos trabajadores hasta el próximo 16 de febrero bajo la figura de permiso retribuido y sus abogados están estudiando el ejercicio de acciones judiciales contra Alcampo.