Menú Portada

Albert Rivera obligó a sus candidatos municipales a destinar el 10% de las subvenciones recibidas a financiar el partido Ciudadanos, incumpliendo la Ley

Febrero 11, 2016

La cuenta para ingresar el 10% de las subvenciones de dichos grupos municipales de Ciudadanos está controlada por Carlos Cuadrado Arroyo, secretario de financias de C´s, y por Jose Manuel Villegas Pérez, Vicesecretario General de C´s, hombres muy próximos a Rivera

rivera

La formación política Ciudadanos, liderada por Albert Rivera, pidió, tal y como se muestra en el documento que reproduce en exclusiva Extraconfidencial.com,  a sus candidatos a las alcaldías municipales de las pasadas elecciones del 24 de Mayo mediante la firma de un documento titulado “Carta Ética y Financiera” que destinaran el 10% de las subvenciones, que el Estado proporciona por formar grupo político y por cada escaño recibido, a una cuenta central de Ciudadanos para ayudar a la financiación de la agrupación.

En este documento titulado “Carta Ética y Financiera”, que hoy da en exclusiva Extraconfidencial.com, se indica textualmente que los candidatos de Ciudadanos deben “contribuir a la financiación del Partido mediante la aportación del 10% del total de los ingresos netos que le corresponden como cargo público para el caso de resultar elegido en las listas de C’s, de conformidad con lo dispuesto en los Estatutos del Partido. En todo caso, deberá facilitar la gestión por parte de los órganos competentes del Partido de los ingresos derivados de la financiación de los grupos parlamentarios o municipales en los que se integre”.

documento-ciudadanos
Carta Ética y Financiera

También debían de contribuir con dichas subvenciones al pago de créditos que el partido hubiera podido contraer para hacer frente a los gastos de sus respectivas campañas electorales. Así se indica que hay “dedicar los ingresos, que se pudieran obtener para los grupos parlamentarios o municipales, al pago de los créditos que el Partido hubiera podido contraer para hacer frente a los gastos de sus respectivas campañas electorales”.

Una cláusula ilegal

La Ley Orgánica 3/87 sobre la financiación de Partidos Políticos refleja que una formación política no puede emplear recursos públicos para fines privados, como propone Ciudadanos en esta cláusula. La formación naranja incurrió en una presunta ilegalidad.

ExtraConfidencial.com se ha puesto en contacto con el abogado experto en temas de financiación, Alberto Ganga Ruipérez, quien explicó que “el artículo 2.1 e) de la Ley Orgánica 8/2007, de 4 de julio, de financiación de los partidos políticos, al referirse a los recursos de los partidos políticos habla de las aportaciones de los grupos de los entes locales, este apartado ha de interpretarse acorde con el artículo 3 de la misma ley y con el 73.3 de la LRBRL, con todo podemos concluir que  estas aportaciones no pueden servir a la financiación de los respectivos partidos políticos”.

Ingresos en la cuenta del partido

Del mismo modo, la asignación municipal a un grupo no debe de transferirse a la cuenta del partido, sino a la cuenta del grupo municipal. Los grupos pueden disponer de un NIF que se les otorga por la Agencia Tributaria cumplimentado el  documento modelo 036 y acompañando una copia del escrito de constitución del grupo, que habrá de ir suscrito por todos los integrantes del mismo. En este sentido la Dirección General de Cooperación Local dictó una resolución en la que decía que “no parece, sin embargo, admisible la petición de los grupos políticos de que la asignación municipal sea ingresada en la cuenta de la coalición provincial en vez de ser transferida a su cuenta específica. En dicho supuesto habría que entender que el ayuntamiento está subvencionando directamente a la coalición o partido político”.

Tampoco estas asignaciones económicas provenientes del Ayuntamiento podrán financiar “ni a fundaciones ni a otras entidades vinculadas al partido político, sometidas al régimen de fiscalización y control de los partidos políticos”, según la DA 7.ª de la Ley  Orgánica de Financiación de Partidos Políticos.

Carlos Cuadrado y José Manuel Villegas, los controladores

Para que se hiciera efectivo lo expuesto en la cláusula de la “Carta Ética y Financiera”, los candidatos debían abrir sus cuentas en una determinada entidad crediticia, según se recoge en el documento titulado “Protocolo Actualizado de apertura de cuentas bancarias y gestión de Grupos Municipales, Provinciales y Autonómicos”, y que obra en poder de ExtraConfidencial.com.

Aquellos municipios que superasen los 50.000 habitantes debían de abrir dos cuentas bancarias con las siguientes características:

a) En primer lugar, una cuenta de ingresos para meter el 10% de las subvenciones que recibían dichos grupos. Esta cuenta se encontraba registrada en una oficina bancaria próxima al Círculo de Bellas Artes en Madrid. La cuenta estaba controlada bajo el apoderamiento de dos hombres muy próximos a Albert Rivera, Carlos Cuadrado Arroyo, secretario de finanzas de C´s, y Jose Manuel Villegas Pérez, Vicesecretario General de C´s. Junto a ellos también figurarán dos concejales/diputados.

b) En segundo lugar, una cuenta de gastos para gestionar la cantidad de pagos del partido. Esta cuenta se podría abrir en cualquier sucursal de esat entidad crediticia. En este caso, los apoderados serán los concejales de estos grupos.

En el caso de las localidades con menos de 50.000 habitantes, únicamente contarían con una cuenta de gastos e ingresos, administrada por un máximo de cuatro concejales.

Caos en la estructura interna de Ciudadanos

Numerosas denuncias han llegado la redacción de Extraconfidencial.com desde que este periódico empezó hace meses una investigación exhaustiva de lo que estaba aconteciendo en el partido de Albert Rivera en la capital de España. Denuncias que ya no solo hablan de los correos internos corporativos de Ciudadanos, ni de que sus ex altos cargos están siendo investigados por la policía y la Justicia, como es el caso de su ex secretaria de organización en Madrid, Patricia Ocaña, imputada en un siniestro caso de falsedad documental y suplantación de identidad, sino que estas denuncias se han generalizado desde todos los puntos de la geografía española.

También la falsificación de los currículos parece ser una práctica habitual en la formación naranja, ya que sus líderes en Madrid, Cesar Zafra y Miguel Ángel Gutiérrez, también han sido acusados de falsificar su currículum. A su vez, en León, el candidato Sadat Maraña renunció a encabezar la candidatura por esta ciudad tras descubrirse que su currículo no era todo lo honesto que cabría esperar. En Castilla-La Mancha, el partido de Albert Rivera expulsó hace unos meses de su formación al número uno de su candidatura al Congreso por Albacete, Ignacio García Sotos, por haber falseado presuntamente su currículo. El candidato expulsado recalcó en su biografía profesional algunas titulaciones que no tenía. De estos temas informaremos en próximas entregas informativas.

El caos en la estructura interna del partido Ciudadanos en muchos sitios de España es notorio. Y ahora nuevos escándalos salpican al partido de Albert Rivera en unas fechas claves para el futuro en la gobernabilidad de España y donde Ciudadanos puede jugar un papel fundamental, siempre y cuando la formación naranja liderada por Rivera cumpla la ley y no se la salte a su libre albedrío como hoy denuncia este periódico.

Juan Luis Galiacho

juanluisgaliacho@extraconfidencial.com

@jlgaliacho