Menú Portada
Se niega a vender la empresa a un grupo inversor que quiere reflotarla

Ahorro Corporación quiere mandar al paro a 700 trabajadores de Tiendas Aurgi

Febrero 8, 2009

La situación de los empleados de Tiendas Aurgi es cada día más desesperada. Ahorro Corporación, la compañía de servicios financieros de 42 cajas de ahorro y propietaria de Aurgi, rechazo vender la empresa de repuestos de automóvil al grupo de empresarios del sector que conforman Prelude Trading,

pq_697_Jose-Luis-Mendez.jpg

Ahorro Corporación se olvida los principios de actuación de sus 42 cajas de ahorro accionistas, la obra social, carta de distinción de las cajas frente a otros tipos de entidades financieras es un brindis al sol para Ahorro Corporación, y más cuando de la actuación caprichosa de Ahorro Corporación dependen casi 700 puestos de trabajo del grupo de repuestos de Automóvil Tiendas Aurgi. Lo que si ha conseguido es algo impensable, que grupos tan opuestos como CGT y el Partido Popular se pongan de acuerdo contra el cierre del centro en Jerez. Tanto el sindicato como los populares aseguran que Aurgi debe rechazar la oferta de compra de la empresa Thesan que acabaría con las sedes españolas de la compañía, y en su lugar acepten la oferta de Prelude Trading que se ofrecen a cubrir esos puestos de trabajo en las mismas condiciones. En Málaga, el segundo centro más rentable de la compañía según los sindicatos, el cierre afectará a 42 trabajadores y es que la administración concursal aceptó las solicitudes del grupo propietario de la empresa para clausurar algunos de los centros de trabajo, entre ellos, el que se encuentra ubicado en la capital malagueña.

Este despropósito se inicio el pasado septiembre. En ese mes, una carta dirigida al Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid, que tramita el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) de Aurgi, la empresa Prelude Trading se queja de que Ahorro Corporación “había accedido” a venderle las participaciones de la empresa, una operación necesaria para que Prelude sacara adelante un plan de pagos a los acreedores y de continuidad para Aurgi. De hecho, ya había llegado a un acuerdo con las entidades financieras, principales acreedores de Aurgi, para aprobar el plan de pagos y devolver el 55% de la deuda en 5 años. En la carta, Prelude Trading señala que Ahorro “finalmente parece que ha decidido abortar esta operación” y añade que, por su parte, “hubiera preferido tomar el control de la concursada y haber aprobado el convenio con un plan de viabilidad serio y creíble que hubiera permitido la continuidad del negocio” de Aurgi.
En un concurso de acreedores, la ausencia de un convenio o la presentación de uno que no sea apoyado por una mayoría de acreedores conlleva la liquidación de la empresa. A pesar de que Prelude reitera su oferta por los activos de Aurgi, se pone a disposición del juzgado, de la administración concursal y de la propia empresa “para trabajar en un acuerdo que permita el futuro del negocio y la recuperación de la mayor cantidad de la deuda”. En el caso de Aurgi, por sus activos han presentado oferta varios interesados, entre los que destacan Prelude Trading y la catalana Autoequip.

Prelude presentó en julio una oferta de compra de todos los activos de Aurgi por un valor de 10 millones de euros, que supera en más del doble a la hecha, por 4,5 millones de euros, por Autoequip, a principios de junio. Los trabajadores de Aurgi apoyan la oferta de Prelude Trading, ya que se extiende a la totalidad de los centros de trabajo de la empresa e implica mantener la plantilla, compuesta por cerca de 700 trabajadores.
De hecho, Prelude recalca en su escrito al Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid que “cuenta con acuerdos con los grandes proveedores de Aurgi para comprar en mejores condiciones y mejores plazos”, que serán operativos también si sale adelante su oferta de compra de activos.
¿Qué oscuros intereses llevan a Ahorro Corporación a rechazar la mejor oferta económica? ¿Le importan a sus Cajas de Ahorro accionistas los 700 trabajadores de Aurgi? Menos marketing y más hechos.