Menú Portada

AGRIPA. LA FURIA DE ROMA EN HISPANIA

Noviembre 13, 2010

Concluidas las guerras civiles, que llevaron a Octavio al poder en Roma -año 31 a.C.-, libre ya del largo y cruento conflicto, decidió ocuparse de los pueblos que, aún dentro del Imperio, no habían sido todavía sometidos. En el norte de España dos pueblos, los astures y cántabros quebraban la seguridad de la zona. Se desplazaron a la misma ocho legiones y numerosas trpas auxiliares, hasta alcanzar un total de 70.000 hombres. Un formidable ejército como nunca antes se concentró. Las campañas, dirigidas inicialmente por generales romanos, fueron tomando cuerpo y ganando en intensidad y violencia. La guerra de guerrillas abierta por los montañeses, las continuas emboscadas a las legiones y los cortes de suministros, ocasionaron tales daños al ejército romano que tuvo que emplearse toda la maquinaria de guerra desplazada para aplastar la resistencia encontrada. Después de cruentas batallas, en el año 25 a.C. La guerra se dio por concluida.
Para evitar su repetición, apresaron y vendieron

pq_922_Agripa.jpg