Menú Portada
LAS CUENTAS DE AEROPUERTOS ESPAÑOLES Y NAVEGACIÓN AÉREA (II)
Aumentó en 20 millones sus provisiones para compromisos laborales hasta los 411 millones

AENA dispone de un fondo de 383 millones destinados a las prejubilaciones de los controladores

Enero 6, 2011

Se puede acceder a la  “licencia especial retribuida” para este colectivo desde los 52 años

Tiene dotado más de 600.000 euros como premio a los controladores que trabajen más de 25 años

El 1 de enero de 2011, la sociedad tendría que haber hecho frente al pago de 14 millones de euros por primas de ampliación de horario

Destina más de 3,6 millones anualmente al plan de pensiones de sus trabajadores


En pocos meses se iniciará el proceso de venta parcial de AENA y de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, una empresa con una enorme carga de deuda como ya señaló extraconfidencial.com el pasado miércoles, y millones de euros en compromisos laborales propios de una empresa privilegiada.

Así, el ejercicio de 2009 se cerró con provisiones para compromisos laborales de prácticamente 411 millones de euros y es que, a pesar de doblar sus pérdidas, destinó otros 20 millones de euros a los diferentes “privilegios” que tienen los trabajadores de la empresa pública, especialmente el colectivo de controladores.

 

 

Más de nueve millones para premios

 

El Convenio Colectivo de AENA, establece que todo trabajador con edad comprendida entre los 60 y los 64 años que, de conformidad con las disposiciones vigentes, tenga derecho a ello podrá jubilarse de forma voluntaria y anticipada y recibirá una indemnización tal que sumada a los derechos consolidados en el Plan de Pensiones, en el momento de la extinción de su contrato, sea equivalente a cuatro mensualidades de la base de cálculo y del complemento de antigüedad para cada año que le falte para cumplir los 64, o la parte proporcional correspondiente.

 

A esto los controladores, añaden un nuevo premio, el de permanencia, que establece unos premios de permanencia por los servicios efectivamente prestados durante un período de 25 y 30 años, en el primer caso, y de 25 y 35 años, en el segundo. La provisión dotada en el ejercicio 2009 por este compromiso ha ascendido a 972 miles de euros, a esto hay que añadir 15 millones de euros de prima de participación, cantidades que según lo reflejado en la cuentas de 2009 ya ha tenido que hacerse efectiva.

 

Esta remuneración proviene de los determinados acuerdos celebrados entre Aena y la Unión Sindical de Controladores Aéreos y cuyo devengo se generaba por la realización de ampliaciones de jornadas de los años 2002-2003. Los mencionados acuerdos fueron prorrogados consecutivamente sin interrupción, y por períodos anuales, extendiéndose la última prórroga de 1 de agosto de 2009 a 31 de julio de 2010. Dichas primas se abonan en los 2 años siguientes al de su devengo en partes iguales.

 

Prejubilación desde los 52 años

 

Mientras que el Pacto de Toledo ha aprobado la ampliación de la edad de jubilación de forma progresiva hasta los 67 años, los controladores aéreos se benefician de poder prejubilarse desde los 52 años. La licencia especial retribuida, establecida en los artículos 166 a 174 del I Convenio Colectivo de Controladores Aéreos establecen una situación previa a la jubilación a la que podrán acogerse los empleados que cumplan determinadas condiciones a partir de los 52 años. Dichos empleados no prestarán servicios hasta su jubilación, salvo casos excepcionales, y tendrán derecho a recibir las retribuciones básicas actualizadas anualmente.

 

La cantidad para el pago de estas contingencias que a principios del 2009 suponía 365 millones de euros, se aumentó hasta los 383 millones. Aunque estos no son los únicos privilegios a la hora de “abandonar” la compañía, todos los trabajadores al producirse la jubilación o al causar baja definitiva por enfermedad, los trabajadores percibirán el importe equivalente a tres mensualidades de la base de cálculo y del complemento de antigüedad.

 

Además todo trabajador que acredite un mínimo de 360 días naturales de servicio reconocido en Aena podrá convertirse en partícipe del Plan de pensiones de los Empleados de AENA. El plan de pensiones cubre las contingencias de jubilación, incapacidad (en sus grados de permanente total, absoluta y gran invalidez) y fallecimiento. Durante el ejercicio 2009 la Entidad ha realizado aportaciones a dicho Fondo de Pensiones por valor de 6,21 millones de euros, pagándose prestaciones por un total de 1,76 millones de euros.

 

¿Se mantendrán todos estos beneficios después de la privatización parcial de AENA?