Menú Portada
Tras la divulgación de la noticia se recibieron amenazas

Aclaración sobre el artículo sobre Ana Obregón y Darek

Abril 24, 2009

La polvareda mediática suscitada por un articulo publicado por este periódico hace unos días nos obliga a aclarar algunos puntos que son de vital importancia.

pq_756_obregon.jpg

Madrid, 24 de abril de 2009

 

Me veo en la obligación moral de aclarar algunos de los puntos relacionados con el artículo titulado “Ana Obregón reconoce haber vivido dos situaciones dramáticas junto a Darek” que publiqué el pasado martes en el periódico digital www.extraconfidencial.com, pues algunas de las aseveraciones que se vienen realizando desde la divulgación de la información no se ciñen a la verdad:

 

Primero: Es incierto que ANA OBREGÓN pronunciara la palabra maltrato durante la conversación telefónica que mantuvimos y que más tarde serviría de eje central del citado artículo, si bien es cierto que calificó de “muy dramáticas” las dos situaciones que vivieron durante su tortuosa relación. Sorprende, por tanto, que DAREK haya interpretado libremente que lo referido por la actriz tenga que ver con escenas de violencia de género, si es que no tiene constancia de demanda alguna presentada en su contra.

 

Segundo: Carecen de veracidad las informaciones que apuntan a que OBREGÓN se puso en contacto con mi persona para denunciar públicamente los hechos de los que se debate estos días. Lo único cierto es que respondió a las preguntas que le planteé para confirmar y contrastar lo que hasta entonces era una información que venía avalada por el contenido de la denuncia. Es importante matizar que, durante la charla, ANA se mostró muy afectada, con la voz quebrada e inevitablemente asustada ante mis preguntas. En ningún caso me insistió en que hiciera pública la controvertida información, sino todo lo contrario.

 

Tercero: Jamás OBREGÓN percibió compensación económica por sus palabras, ni siquiera lo planteó, pues únicamente se limitó a confirmar la información de la que tuve conocimiento hace algunos meses.

 

Cuarto: Puesto en contacto con SUSANA URIBARRI, representante del ALUDIDO, para conocer la visión de su representado sobre lo relatado por la ACTRIZ, aseguró que su cliente no quería hacer declaraciones sobre los sucesos, por lo que ha sorprendido la rapidez con la que ha decidido sacar rentabilidad económica en un programa de televisión.

 

Así mismo, aprovecho estas líneas para hacer constar públicamente que, tras la difusión de la noticia, he recibido llamadas amenazantes en las que se me advierte que seguir desvelando novedades sobre los citados desencuentros podría afectar gravemente a mi integridad física.

 

Saúl Ortiz