Menú Portada
Tras finalizar la auditoría de Deloitte

Abierto el plazo de presentación de ofertas por CCM

Octubre 5, 2009

El plazo para que las entidades financieras que quieran ser candidatas al proceso de fusión con Caja Castilla-La Mancha (CCM) presenten sus propuestas al banco suizo de inversión UBS, ha comenzado después de que Deloitte haya entregado el análisis de la situación de la caja castellano-manchega, intervenida por el Banco de España desde el pasado 29 de marzo.

pq_865_barreda.jpg

Con este plazo se entra de lleno en la segunda fase de la intervención de la entidad, donde se gestionará su posible integración, en paralelo a los dos grandes planes que la nueva dirección ha elaborado: el Plan de estabilidad de la caja denominado 5R –encaminado a incrementar los recursos ajenos y rebajar la morosidad–, y el Plan Tajo, de mejora organizativa.

En cuanto al trabajo que ahora corresponde a UBS, las citadas fuentes consideran que aunque sigue manteniéndose la posibilidad de que la entidad funcione en solitario, su fusión con otra entidad siempre será menos costosa si bien a priori no tienen por qué establecerse condiciones mínimas para tal proceso.

A partir de hoy, las entidades interesadas en la fusión con CCM tendrán un promedio de tres semanas para presentar sus propuestas, culminando el proceso en tres vertientes distintas: la económica; los aspectos relacionados con la representatividad de los órganos de gobierno, la Obra Social y el empleo; y la factibilidad de la fórmula jurídica que se dé a la operación.

Los nuevos directores generales, Xabier Alkorta y Gorka Barrondo, han trabajado en la estabilidad y viabilidad de la caja con un plan de continuidad, válido tanto para la fusión como para su funcionamiento en solitario, bajo el objetivo primero de conseguir la mejor integración posible de CCM que dé solvencia y futuro para Castilla-La Mancha.

También afirman que la caja en ningún momento ha estado sometida a subasta, y que ha contado con los mismos obstáculos que el resto de las entidades financieras del país, debido a la situación de crisis.

Deloitte tenía de fecha tope hasta hoy para entregar el informe que ha realizado sobre la entidad castellano-manchega, incluida la Corporación de la caja, lo que supone una prospección de su estado actual desde el punto de vista económico, sociológico, humano y cultural.

Una vez que este trabajo de campo se ha puesto sobre la mesa, UBS, contratada por CCM para asesoramiento, comenzará a analizar las alternativas y dará conocer sus conclusiones sobre la mejor alternativa para la caja, ya sea la integración con otra entidad (siempre con cajas de ahorro, no bancos) o su funcionamiento independiente.

La decisión definitiva, que previsiblemente se finalizará y anunciará a finales de octubre, será adoptada por los tres interventores del Banco de España con los informes técnicos aportados, ya que hacen las funciones del consejo de administración destituido tras la intervención.

Posteriormente, la propuesta tendrá que ser elevada a la asamblea general de la entidad, máximo órgano de decisión de CCM, y quien tiene potestad para dar vía libre al futuro de la entidad así como el Gobierno de Castilla-La Mancha a través de la autorización del Consejo de Gobierno, como establece la Ley regional de Cajas.