Menú Portada
Chile es otro mercado prioritario de la compañía

Abertis estudia la compra de nuevas autopistas en cuatro estados de EE UU

Septiembre 11, 2013
pq_936_abertis_brasil_reunion.jpg

Estados Unidos centrará buena parte de los esfuerzos de Abertis para crecer a corto y medio plazo en su negocio de autopistas. La estrategia de la mayor concesionaria del mundo para seguir con su expansión pasa por nuevas adquisiciones en América, donde ya gestiona más de 4.000 kilómetros de autopistas, poniendo especial atención a Estados Unidos, según ha avanzado hoy la compañía en la segunda jornada del “investors day” que se está celebrando en Río de Janeiro (Brasil). El gigante americano, en el que Abertis no está ahora mismo presente después de vender los aeropuertos que allí tenía, dispone en este momento de una red de 8.000 kilómetros de autopistas de peaje, 6.800 de ellos gestionados por sus autoridades y otros 1.200 por compañías privadas, a los que la compañía española quiere hincar el diente. Según explicó Jordi Graells, encargado de pilotar sus operaciones en el gigante americano, cuatro son los estados en los que Abertis centrará sus esfuerzos: Virginia, Carolina del Norte, Florida y Ohio.

En total, la concesionaria ha identificado oportunidades de negocio por valor de 5.000 millones de euros en todo el país. Graells explicó que Estados Unidos tiene en este momento necesidades ingentes de ampliación y modernización de sus infraestructuras de carreteras. Abertis está interesado no sólo en aquellas que ya están construidas sino también en las que necesitan modernizar o incrementar su capacidad y en las que implican la construcción de nuevos carriles con tráfico preferente.

En Chile, otro de los mercados americanos prioritarios para Abertis, donde ya gestiona 771 kilómetros de autopistas, la compañía ha abierto conversaciones con el Ministerio de Obras Públicas para invertir 500 millones de euros a cambio de la extensión de las concesiones en el país. La estrategia es similar a la que está desarrollando en Francia, donde su filial, Sanef, mantiene con el Ejecutivo galo negociaciones para invertir más de 700 millones de euros en la mejora y ampliación de infraestructuras viarias entre 2014 y 2020 a cambio de un alargamiento de las concesiones de entre dos y seis años. Como explicó el director general de Sanef, François Gauthey, este tipo de planes son beneficiosos para todas partes implicadas: la concesionaria mantiene su negocio, el Estado logra mejoras en la red viaria y las pequeñas y medianas empresas del sector constructor logran carga de trabajo y generar empleo.

En España, Abertis y otras concesionarias, a través de la patronal del sector, Aseta, propusieron al Ministerio de Fomento el pasado año implementar un plan similar al de Francia para realizar inversiones superiores a los 1.000 millones de euros a cambio de prolongar las concesiones que no ha tenido respuesta