Menú Portada
Movimientos de la oposición y de los enemigos personales del presidente blanco

A Ramón Calderón comienzan a buscarle las vueltas

Septiembre 14, 2008

A Ramón Calderón, presidente del Real Madrid, comienzan volvérsele los dedos huéspedes. La oposición, que parece desarticulada o inexistente, ha comenzado a moverse para quitarle la silla al presidente. Algunos de los últimos candidatos en las elecciones del año 2006, todos menos Juan Palacios, parece que han mantenido reuniones tendentes a unir fuerzas para desalojar a Calderón. O en los comicios del año 2010, o en unas supuestas anticipadas que tratarán sean lo antes posible.


Por si fuera poco el que los presuntos rivales se movilicen y unifiquen fuerzas, el principal problema para Ramón Calderón es que alguien le quiere mover la silla desde dentro. Si no, ¿cómo se explica la información aparecida el pasado viernes en el diario El Mundo de Pedro J. Ramírez, en la que se culpaba al presidente blanco y a su hombre de confianza en el tema de la comunicación, Gaspar Rosety, de “regalar” la condición de socios a dos mil “amiguetes” de ambos? Porque si alguien lo ignora, Melchor Miralles, mano derecha de Pedro J., es vocal de la junta de Calderón y máximo responsable de la sección de básquet.
¿Cómo es posible que en el diario que controla el directivo se filtren noticias internas del Real Madrid, y además muy negativas para el presidente y el propio club? Lo peor para Calderón es que no es la primera vez que sucede algo parecido con este medio de comunicación, y nadie ni dentro del club ni de la profesión periodística duda que los datos los aporte el mencionado Miralles. Deslealtad absoluta que en cualquier sitio serio supondría la destitución fulminante del vocal, pero que de momento no se ha producido.

A la sombra, FP

El máximo responsable de Unidad Editorial, además de mandar en el partido de la oposición, quiere también mandar en el club más importante del país, para ser el que tome las decisiones en el palco del Bernabéu, ese centro de poder en el que convirtió Florentino Pérez la zona vip del estadio de la Castellana.
Nos cuentan que Florentino Pérez no es ajeno a los movimientos que se están produciendo en torno al presidente del Real Madrid. Íntimos del presidente de ACS cuentan que FP no está nada contento con la forma de gestionar la entidad y lo sucedido este verano con el no fichaje de Cristiano Ronaldo ha podido ser la gota que colme el vaso de su paciencia. Amenaza con regresar de nuevo como salvador, porque no tiene la menor duda de conseguirlo en cuanto se lo proponga. Igual ha olvidado que los socios blancos no le despidieron con besos cuando decidió dejar el barco.
Menos mal que los de Schuster ayer sacaron adelante su choque ante el Numancia (4-3). Como lo deportivo se tuerza un poco, a Calderón le van a buscar las cosquillas hasta desde los fondos del Santiago Bernabéu.