Menú Portada
A Sandro Rosell le crecen los enanos

A la falta de renovación de Guardiola, se unen ahora las denuncias de corrupción de sus negocios en Brasil

Febrero 20, 2012
pq_926_Sandro-Rosell.jpg

Alexandre Rosell Feliu, presidente del FC Barcelona no atraviesa su momento más dulce. A la falta de renovación de su entrenador estrella Pep Guardiola y de los diez puntos que le lleva el Real Madrid en la Liga, se unen ahora las denuncias de corrupción sobre sus negocios en Brasil y, en concreto, con su sociedad de marketing Ailanto. El periódico ´A Folha´ de Sao Paulo ha denunciado un gran escándalo de presuntas facturas falsas junto al presidente de la Federación Brasileña de Futbol (CBF), Ricardo Texeira. El prestigioso rotativo brasileño narra que la policía brasileña está investigando con profusión esta trama de facturas falsas que implica directamente a Sandro Rosell.

También investiga un acuerdo sospechoso entre la empresa de Sandro Rosell y el Comité brasileño que va a organizar el Mundial de Fútbol 2014, y que está controlado y dirigido por Ricardo Texeira, que ha abandonado el país sudamericano para irse a Miami con su familia mientras se enfría este escándalo que también afecta a su hija pequeña que fue la que aparentemente fue utilizada como testaferro, ya que recibió una transferencia millonaria por parte de Rosell, según las investigaciones periodísticas.

Según el periodista deportivo brasileño, Juca Kfouri, el presidente del Barcelona depositó el 22 de junio de 2011 cerca de 1.700.000 euros en la cuenta la hija de Texeira, Antonia Teixeira Wigand, de once años de edad. También en este entramado figura vinculada la persona de Vanessa Almeida Brecht, socia minoritaria del presidente del Barcelona en Ailanto y que llego a ser empleada de la entidad blaugrana. Vanessa fue quien presuntamente emitió cheques a nombre del presidente de la Federación Brasileña de Fútbol, según la investigación de la Policía Civil de Brasilia.

Los negocios del presidente

SandroRosell Feliu es propietario de la empresa Bonus Sports Marketing (BSM) y como tal administrador y propietario del 99 por ciento de las acciones de Ailanto Marketing Ltda. La otra acción que queda está en poder de su empleada Vanessa Almeida Brecht.

Hace ya unos meses el semanario The Economist se hacía también eco de otra denuncia de dos congresistas brasileños que acusaban al presidente del Barça y al mencionado  Ricardo Teixeira de inflar el gasto de un partido amistoso entre Brasil y Portugal, para luego repartirse el dinero entre ellos a través de la sociedad Ailanto. La denuncia se basaba en que Sandro Rosell cobró en el año 2008 nueve millones de reales (unos cuatro  millones de dólares) por hacerse cargo de la organización de este partido amistoso. Y las autoridades de Brasilia –el estado brasileño donde se jugó el partido- consideran que el gasto real solo fue de un millón de reales.

Esta trama que ahora de nuevo salta a la luz ya fue denunciada en la campaña electoral al Barcelona por el ex vicepresidente Marc Ingla, que también optaba a la presidencia del club de la Ciudad Condal.

Hay que recordar que, a su vez, Ailanto era dueña de otra empresa agrícola, de nombre VSV Agrícola Enterprises, Inc., que tenía su domicilio en una finca de Ricardo Teixeira, en la calle Portugal Hugo, en Piraí, a unos 80 kilómetros de Rio de Janeiro. Parece ser que Rosell vendía presuntamente lácteos de esta finca de Texeira para de este modo poder camuflar bajo ese concepto el dinero que tenía que repartir con el presidente brasileño por las comisiones de la celebración de los eventos deportivos.

Hay que recordar que Rosell llegó a Brasil en 1999 para hacerse cargo de las relaciones entre Nike y la federación brasileña de fútbol. Esta marca deportiva es proveedora de la CBF.

Esta es la tercera vez que Sandro Rosell aparece relacionado con Teixeira en un caso de corrupción en Brasil. El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol ya se ha visto implicado en irregularidades similares derivadas de la organización de los partidos amistosos de la selección carioca. Por eso, dada su intima amistad con Texeira, la figura de Sandro Rosell se encuentra hoy en día muy deteriorada en este país sudamericano donde se hizo valer y saltó a la fama.

Ahora le crecen los enanos, no sólo en la Ciudad Condal y en el terreno deportivo nacional, sino también salpicado de nuevo por presuntas corruptelas.
 
Juan Luis Galiacho