Menú Portada
No entiende el despilfarro

A la Baronesa no le gusta la nueva casa de su hijo

Diciembre 2, 2010

Está que trina. La Baronesa Thyssen no entiende el despilfarro que su hijo, Borja, viene haciendo en los últimos tiempos. Considera exagerado todo cuanto hace en su vida privada. De hecho, no entiende de ninguna de las maneras que Borja y Blanca hayan adquirido un casoplón de cinco millones de euros en la urbanización La Finca, una de las más caras y prestigiosas de Madrid, a la que se trasladarán próximamente.

pq_922_baronesag.jpg

Está que trina. La Baronesa Thyssen no entiende el despilfarro que su hijo, Borja, viene haciendo en los últimos tiempos. Considera exagerado todo cuanto hace en su vida privada. De hecho, no entiende de ninguna de las maneras que Borja y Blanca hayan adquirido un casoplón de cinco millones de euros en la urbanización La Finca, una de las más caras y prestigiosas de Madrid, a la que se trasladarán próximamente. Entre otras cosas, Tita considera que no era necesario comprar una vivienda de semejantes dimensiones y, mucho menos a ese precio.
Parece una provocación innecesaria, sobre todo teniendo en cuenta que el valor de la casa de marras es el mismo que el de la herencia que el Barón le dejó una vez fallecido. Me aseguran que la aristócrata no duda al creer que tan importante compra es una forma de separarles todavía más. En más de una ocasión ha intentado atarle en corto. Hacerle ver que el dinero es algo efímero y que debe ser cuidado y protegido. Sin embargo, todos sus esfuerzos han sido en vano, por lo que su tristeza es absolutamente inconsolable. Únicamente le queda pensar que, en algún momento, habrá una próxima estación con su propio hijo. Será entonces cuando, de una vez por todas, pueda decirle, sin miedo ni tapujos, todo lo que piensa sobre sus actos.
Una casa espléndida
La casa que Borja y Blanca acaban de comprar está construida por el afamado Joaquín Torres. Uno de los más famosos entre las estrellas internacionales. De hecho, jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo se han interesado en sus impactantes casas. En esta ocasión, se trata de una construcción de 2008 con un diseño funcional y de formas rectas. Una mansión que tiene más de tres mil metros de parcela y que cuenta con varias plantas. Como detalle, la habitación principal cuenta con cien metros cuadrados con salida a la terraza y conectada a la piscina.