Menú Portada
El motor del McLaren-Honda MP4/30 apenas ha dado un promedio de una vuelta cada dos horas

A Fernando Alonso le espera una montaña por subir: su debut ha estado lejos de ser el deseado

Febrero 2, 2015

Lo más grave de la situación deportiva fue el demoledor ritmo que mostró en esta primera jornada el Mercedes pilotado por Nico Rosberg. Con un ritmo constante y una visible estabilidad a simple vista bajo toda circunstancia el piloto germano registró 157 vueltas sin desfallecimiento alguno


No va a ser fácil y Fernando Alonso lo sabe. Se muestra públicamente optimista y esperanzado pero las primeras señales de su McLaren-Honda MP4/30, el coche con el que presenta su candidatura al Mundial de Fórmula 1 de 2015, no han sido las esperadas. Pocas veces su presencia ha levantado tal grado de expectación pública. Las entradas -a 20 euros-, que puso a la venta el Circuito de Jerez para la tribuna principal estaban agotadas diez días antes de la cita, y la popular grada X-1, desde la que se puede observar el paso de los coches en la chicane, no mostraba ni un sólo asiento libre a media mañana del primer día de pruebas. Muchas de las más de 20.000 personas que se dieron cita en el trazado gaditano acudieron ex profeso a ver al piloto asturiano en su jornada de debut con el McLaren-Honda y no pudo ser más desilusionante: tan sólo dio seis giros y los registros marcados fueron diecisiete segundos más lentos que el mejor coche. Se trataba de poco más que un “shakedown“, una mera toma de contacto con el asfalto del que no puede salir ningún dato orientativo sobre la eficacia del monoplaza.

Los tiempos en un día de estreno suelen decir poco de la calidad y posibilidades de un Fórmula 1. Los equipos suelen chequear sistemas, equipos y las debilidades mecánicas de un diseño novedoso sin fijarse demasiado en su rendimiento, y se centran más en cuestiones relacionadas con la fiabilidad, contrastar datos arrojados por los simuladores y comprobar que todo funciona. McLaren achaca a “problemas ya conocidos y fácilmente solventables” las fallas de su bólido pero su estreno parece estar tornándose en tortuoso para los responsables porque algo parecido les ocurrió en el estreno del motor montado en un coche del año pasado.

Una estadística preocupante

A finales de noviembre en Abu Dhabi el mismo propulsor estuvo montado en un coche de 2014 y en dos días apenas pudo rodar media docena de vueltas al trazado árabe debido a “problemas de comunicación” entre el motor y los diversos sistemas electrónicos de control. Nadie desconfía de las palabras del equipo, pero se trata de toda una rareza puesto que es precisamente McLaren Applied Technologies -filial de la escudería con dependencias en el mismo edificio-, la encargada de construir el ordenador de a bordo y que controla todo el flujo de datos y órdenes del monoplaza. A buen seguro la factoría japonesa donde se diseñó el propulsor debe estar repleto de estas “centralitas” y es cuando menos chocante que sea un uso erróneo del dispositivo el responsable de la gotera. Si se suman las tres jornadas, con veinticuatro horas de pista para probar, el motor del McLaren-Honda apenas ha dado un promedio de una vuelta cada dos horas y a un ritmo muy alejado de lo que sería considera como una prueba de un coche de carreras, una estadística cuando menos preocupante. De la importancia y el valor que se otorga en el seno de Woking a estas jornadas habla la presencia de Ron Dennis, director y propietario de la escudería británica, que tiene por costumbre estar presente sólo en carreras. De momento ya ha dicho que los motores definitivos que llevarán en lo sucesivo sus coches serán otros y no los vistos y oídos en el trazado gaditano.

Otro elemento de juicio del que dieron buena cuenta los más de 350 periodistas acreditados era el alarmante y poco frecuente vacío publicitario tanto en los coches como en el mobiliario de la formación británica. McLaren es un equipo al que nunca le han faltado los anunciantes, pero tras la salida de Vodafone a finales de 2013, sólo el gigante informático SAP ha ocupado de manera temporal las “zonas nobles” de estos coches. Los responsables afirman una y otra vez que no es dinero lo que les falta, pero ya han anunciado un muy posible cambio cromático en sus bólidos, algo absolutamente irregular puesto que el MP4/30 ya ha sido presentado ante los medios. Sería una jugada inaudita y muy probablemente en línea de satisfacer a algún cliente mayor llegado a última hora. 

A mucha distancia de Vettel y Rosberg

A pesar de todas estas dificultades, lo peor de la jornada inaugural de pruebas no fue la poca presencia del asturiano en pista, ni tampoco que el mejor crono fuera marcado por Sebastián Vettel, el piloto que le sustituye en Ferrari y realizado con el coche que podría haber sido suyo de haberse mantenido en la Scuderia. Lo más grave de la situación deportiva, o al menos un reflejo de donde está cada cual, fue el demoledor ritmo que mostró en esta primera jornada el Mercedes pilotado por Nico Rosberg. Con un ritmo constante y una visible estabilidad a simple vista bajo toda circunstancia el piloto germano registró 157 vueltas sin desfallecimiento alguno. Ese es el verdadero y más grave problema de todos: Mercedes.

A Fernando Alonso le encanta atender personalmente sus cuentas en redes sociales. Hace poco una chica le preguntó acerca de sus posibilidades esta temporada. La respuesta llenó de desasosiego a sus seguidores, “este año lo de ganar carreras va a estar complicado“, respondió. En Jerez ha empezado a quedar claro que fácil no va a ser.

 
José M. Zapico
@VirutasF1