Menú Portada

A Benítez no le quieren

Noviembre 23, 2015

Descontado el poco afecto que tiene la afición del Real Madrid por Rafa Benítez, al que querían poco ya cuando fichó, el dedo acusador se dirige a Florentino Pérez. La decepción del público tiró por elevación y la tomó con el presidente al que considera el culpable de los problemas de su equipo, que en definitiva se resumen en uno, la existencia del Barcelona. Sería de juvenil prescindir de Benítez después de que te golea el rival en tu casa, pero es evidente que el entrenador, salvo que lo gane todo, está sentenciado

Benitez_Ramos

La contratación de Benítez fue un error. No le gusta a la afición, no les gusta a los jugadores y ya no le gusta, si es que alguna vez le agradó, al presidente. Es más que sabido que el valedor del madrileño fue el número dos del club, José Ángel Sánchez, y que como la gente en general desconoce sus influencias, el responsable es Florentino. Pero los silbidos al presidente van más allá de la elección de un entrenador, que también, sino por la puesta en marcha de un modelo que en disputa con el del Barcelona lleva perdiendo en el balance general hace tiempo.

A la sombra del Barcelona

El problema de Florentino es la existencia de este Barcelona, y la de Messi, una forma de jugar que al Madrid le cuesta mucho desactivar. Lo ha intentado solucionar Florentino con otra forma de entender la vida, la de los fichajes multimillonarios que terminan por condicionar las decisiones del entrenador. Las discusiones previas al clásico sobre el equipo que pondría Benítez quedaron desactivadas por el precio de la lista de la compra, es decir, los que costaron más dinero, titulares.

La impresión es que el entrenador se traicionó a sí mismo. Que él cree en otros jugadores, pero que perder con cien millones en el banquillo en forma de jugador te manda al paro. Le faltaron centrocampistas al Madrid, precisamente de lo que abusa el Barcelona, y por ahí perdió el partido. Lo dijo Modric, si el Madrid no es compacto, pierde, es decir, si los de arriba no bajan, mal asunto. Insiste Florentino en lanzar el mensaje de tranquilidad, cabeza fría y respaldo al entrenador, pero la idea que circula desde hace años es que los entrenadores del Madrid hacen las alineaciones pensando en lo que le gusta al presidente y eso, tarde o temprano, también te manda al paro.

José Luis Corrochano