Menú Portada

A QUIÉN CORRESPONDA

A QUIÉN CORRESPONDA

¡Qué fuerte!

bullyng
Septiembre 23, 2016 | Rosana Güiza

Esos niños crueles

Que los niños siempre dicen la verdad está clarísimo, menos cuando mienten para tapar alguna fechoría… cosas de niños. Normalmente pensamos que, por esas...

paralimpicos
Septiembre 16, 2016 | Rosana Güiza

Los olvidados paralímpicos

Hay un evento cada cuatro años llamado Juegos Paralímpicos que se están celebrando ahora en Río de Janeiro, en el mismo sitio donde se...

valla-melilla
Septiembre 9, 2016 | Rosana Güiza

La valla de los sueños frustrados

El problema que existe en Melilla sólo lo saben los que viven allí. Hay una valla, -que en realidad son tres; la de ellos,...

maltrato
Septiembre 2, 2016 | Rosana Güiza

Una calurosa y trágica noche de verano

Eran alrededor de las cinco y media de la madrugada de un caluroso sábado de julio cuando, unos gritos y golpes despertaron a casi...

real academia
Agosto 30, 2016 | Rosana Güiza

Anglicismos no, gracias

Siempre he pensado que usamos demasiado el inglés cuando hablamos diariamente, tanto en el trabajo como en el ámbito personal. Hay palabras que se...

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Agosto 10, 2016 | Rosana Güiza

Odio las despedidas de soltero

He leído esta semana que en Mojácar han prohibido las despedidas de soltero obscenas e indecorosas así que, creo que me voy a ir...

verano
Julio 1, 2016 | Rosana Güiza

Feliz verano gobernado

Vivimos en una época en la que nadie está a gusto con nada y nos quejamos por todo. Entiendo que la falta de conformidad,...

orlando
Junio 17, 2016 | Rosana Güiza

Si pudiera entrar en la mente…

Si hay algo que me gustaría tener es, sin lugar a dudas, el poder de entrar en la mente de algunas personas. No quiero...

carmena
Junio 10, 2016 | Rosana Güiza

Las acelgas de Carmena

Es totalmente cierto que, con el paso del tiempo, se van perdiendo facultades en muchos aspectos de la vida. La memoria, ¡ay la memoria!...

barei
Mayo 20, 2016 | Rosana Güiza

Ranciovisión

Un año más nos volvemos a casa con el rabo entre las piernas, cabizbajos y decepcionados. Es lo que nos toca año tras año...